Tartas y postres deliciosos con té matcha

Puede que te lleve algún tiempo acostumbrarte al sabor del matcha, verdaderamente único en todos los sentidos :-)

imagen de tarta con matcha

Es un sabor fuerte y se puede mezclar con endulzantes y otros ingredientes. Puedes experimentar añadiendo matcha en batidos, yogur y cócteles. O utiliza una batidora para mezclarlo con yogur o helado. También queda estupendamente bien en tartas y postres.

Existen dos maneras tradicionales de preparar el té matcha: más espeso (koicha) o más ligero (usucha). El koicha es servido casi exclusivamente como parte de las ceremonias de té japonesas.

Para preparar matcha en la manera más tradicional en un bol o cuenco añade una pequeña cantidad de matcha (si puedes de una a dos cucharadas con la cuchara tradicional de bambú llamada chashaku), luego añade una pequeña cantidad de agua caliente que no esté hirviendo (que no supere los 80° centígrados) y mezcla hasta que tenga una consistencia uniforme con el mezclador de bambú chasen. Estará preparado cuando ya no haya ningún grumo en el líquido ni resto de té en el bol.

Tradicionalmente se sirve con un pequeño dulce consumido antes de beber y sin añadir ni leche ni azúcar. Sin embargo una manera fácil de introducirlo en casa y disfrutarlo es servirlo endulzado, con hielo, o con nata cremosa.

Algunos consejos para la conservación y elaboración del té matcha:

imagen de te matcha preparado con el kit tradicional
  • Guárdalo en el congelador para mantenerlo fresco. Antes de su uso, sácalo para que coja  temperatura ambiente antes de hacer té.
  • El agua no debe llegar a hervir al prepararlo, aproximadamente entre 75 a 80 grados.
  • Herramientas de bambú (cucharilla y agitador) lograrán los mejores resultados, son los usados tradicionalmente. Es muy importante si queremos obtener una preparación perfecta del té.

¿Sabes de alguna otra manera de consumir té matcha?


Descubre las mejores ofertas de te matcha